SOBRE NOSOTROS

A través de nuestra trayectoria profesional, experiencias y conocimientos hemos llegado a la segunda década del siglo XXI, después de participar en toda clase de proyectos vinculados al sector turístico, siempre con el objetivo de aportar aquello que creíamos podía favorecer, estimular e impulsar lo que nos habían encomendado, fuera relacionado con los hoteles, restaurantes, destinos, formación, estudios diversos o como asesores puntuales para determinadas acciones. El mundo que vivimos es muy diferente al del pasado reciente. Solo hace falta observar el escenario actual para llegar a la conclusión que hace falta un nuevo camino por el que la sociedad debe andar en las próximas décadas y este no es otro que el de la SOSTENIBILIDAD. Este nuevo o antiguo paradigma no es otro que el de una nueva “hoja de ruta” que se nos presenta y que debemos tomar porque no hay otra alternativa. Posiblemente, el recorrido nos llevará más tiempo a unos que a otros, pero no queda otra solución si queremos un mundo mejor no solo para nosotros y las próximas generaciones.

Hay quienes al oír la palabra SOSTENIBILIDAD creen que es una utopía, otros la relacionan con ciertos aspectos de la misma, pero si nos paramos a ver, escuchar o leer lo que nos vienen diciendo desde los textos, documentos, conferencias, etc., como “La primavera silenciosa, Los límites del crecimiento, Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano, el Protocolo de Kioto o Conferencias sobre el Cambio Climático, Nuestro Futuro Común, las Cumbres de Río de Janeiro, los Objetivos del Milenio 2015, Foro Mundial del Agua, Día Mundial de la Alimentación”, por citar algunos llegaríamos a entender esta realidad a la que nos debemos sumar y es la de conseguir entre todos un mundo sostenible.

El turismo y todo lo que le rodea es un escenario para el desarrollo de la SOSTENIBILIDAD. Le afectan las cuatro dimensiones: económica, medioambiental, social y cultural.

El pasado 2012 hubo 1.035 millones de turistas viajando por todo el mundo y la mayoría de ellos necesitaron alojamiento en pequeños, medianos o grandes hoteles u otras empresas turísticas relacionadas con la estancia de los viajeros.

El hotel es la “casa universal”, es el lugar donde se permanece uno o varios días, donde se pueden percibir los ejemplos de la aplicación y vinculación con el desarrollo sostenible, es un espejo donde nos reflejamos y, también, es una escuela donde podemos aprender sin tener “profesores”, solo viendo, escuchando, participando o disfrutando.

El Grupo ISTur dispone de tres UNIDADES SOSTENIBLES (US) para colaborar con empresas, instituciones y organizaciones públicas y privadas: ISTur FORMACIÓN, AIDETUR y HOTELES SOSTENIBLES.

En cada una de ellas encontrará la información necesaria o, simplemente, contacte con nosotros para ir haciendo que la SOSTENIBILIDAD forme parte de nuestras vidas, de nuestras empresas e instituciones y de nuestro entorno.

La Sostenibilidad aplicada a los hoteles es la nueva forma de gestión en el siglo XXI.

El mundo hotelero vive en tres estados:
• pasado
• presente
• futuro

Cuando nos referimos al pasado estamos aludiendo a los alojamientos que construidos entre las décadas 60,s y 80,s del siglo pasado y estando operando en la actualidad, se han estancado en una propuesta obsoleta, fuera de época, con escasos cambios a lo largo del tiempo pero que siguen en oferta para un cliente nada exigente que, además, tiene escasos recursos para seleccionar otro tipo de alojamiento.

El presente ofrece una hotelería muy diversa, evolucionada en sus propuestas, algunos con arquitectura y diseño de “marca”, aunque muchos sin contar en su construcción inicial con criterios sostenibles pero con aportaciones relacionadas con la eficiencia energética y otros consumos.

Sin embargo, hay hoteles que conscientes que la sostenibilidad no es “un invento o una utopía” de unos cuantos “ilusos”, han tomado la decisión de desarrollar programas y acciones que contribuyan al desarrollo sostenible en alguna/s de sus dimensiones.

En cuanto al futuro lo tenemos cada día más presente porque la idea de lejanía no pertenece a estos momentos de la historia. La hotelería de esta segunda década y las que vendrán del siglo XXI, deberán estar basadas en criterios sostenibles, tanto para su construcción y posterior gestión y operación. No hay justificación alguna sino es por ignorancia o desconocimiento del escenario en el que se mueve esta sociedad nueva y diferente que se está construyendo.

En algunos foros se comenta que el coste de una construcción sostenible es mayor, pero creemos que el mayor coste es vivir en un pasado que no tiene futuro. Dice el biólogo, profesor Richard Bybee W. (Planet Earth in crisis. How should science educators respond, 1991) que la sostenibilidad aparece como “la idea central unificadora más necesaria en este momento de la historia de la humanidad”.